9 julio, 2018 Jose Lambíes

¿Cómo hacer marketing gastronómico en mi restaurante?

Muchos hosteleros se han dado cuenta de que el marketing gastronómico es fundamental para que sus negocios funcionen. Ha costado mucho que esa percepción cale entre el sector, aunque queda mucho por hacer.

La voluntad de muchos está presente, pero no saben por dónde empezar. En el post anterior, Marketing gastronómico, gastromarketing, comunicación gastronómica ¿para qué sirve todo esto en un negocio de hostelería?, comentaba lo importante que es que cualquier empresa  de hostelería aplique una estrategia de marketing gastronómico en su día a día.

Si te encuentras en el punto en que quieres, pero no sabes por donde empezar, te voy a dar algunos consejos para hacer marketing gastronómico en tu restaurante.

Antes de comenzar te aviso de que aquí no hay recetas mágicas y que por mucho que leas en este blog o en otros, no hay nada como apoyarte en un profesional. Está claro que no todos los restaurantes pueden permitirse el lujo de contratar a un consultor, community manager o una agencia especializada en marketing para restaurantes, pero tienes que saber que no es tan fácil como parece.

Por el contrario es de gran valor que te formes, que pidas consejo, que leas y que observes lo que hacen los demás para aplicarlo en tu negocio. Todo suma si se hace con cabeza y si se basa en una planificación responsable.

¿Empezamos?

Son tres las preguntas que hay que responderse a la hora de aplicar el marketing a un restaurante y son por qué lo quiero aplicar, cómo lo voy a aplicar y qué voy a hacer para conseguir mi objetivo que está basado en la primera pregunta.

Es más fácil de lo que parece y este método está basado en el círculo de oro de de Simon Sinek. En este breve vídeo explica la maravillosa forma de entender del porqué grandes empresas o personajes han tenido éxito por encima de otras que también lo han intentado, pero con el método tradicional.

 

 

El porqué inspira el cerebro reptiliano y límbico, donde se controlan los instintos y las creencias.

El cómo inspira el cerebro Límbico, donde se  controlan los sentimientos, la confianza y  la lealtad.

El qué inspira el cerebro Neocórtex, donde se  controla el pensamiento racional.

 

 

Simon Sinek explica, que los líderes o empresas exitosas son los que saben comunicar muy bien “el porqué” hacen las cosas,  Sinek expone que “hay que hablar de adentro hacia afuera, donde se maneja el comportamiento humano, sin palabras, sólo con emociones”. Sinek explica que si puedes conectar bien con el porqué tendrás un gran terreno ganado con tus seguidores y clientes.

¿Pero ahora te estarás  preguntando qué relación tiene esto con el marketing gastronómico?

Pues lo que trato es de acercarte en este blog son las técnicas de marketing de las grandes empresas para  que las apliques en tu restaurante.

¡Si ellos lo hacen, tú también puedes hacerlo!

Todos tenemos un por qué en la vida y sobre todo en la empresa de hostelería.

Para responder el por qué, tienes que comunicar por qué abres tu restaurante todos los días, y no sirve como respuesta “porque de algo hay que vivir”. Cuando empezaste tendrías una ilusión, querías hacer algo diferente o querías que te conocieran por algo. Es ahí donde está la respuesta. Te voy a dar algunos ejemplos:

  • “Renovar la cocina valenciana de interior, basándome en las recetas que cocinaban mis abuelos para que no se pierdan con el paso del tiempo”
  • “Promover una cocina de producto, de proximidad y de la mano de productores locales”
  • “Hacer felices a mis clientes a través de un bocado”
  • “Reeducar y concienciar a las familias a que comer bien es sinónimo de salud”

Son algunos porqués que pueden calar en el cerebro del cliente y que pueden inspirarlos a que consuman en tu restaurante. Si tu tienes alguno, es la hora de que lo escribas en un papel.

Ahora toca el segundo paso que es el cómo.

Este es más sencillo si el primero está claro. Es la estrategia que vas a seguir para llevar tu porqué a la realidad. Es la manera de tratar un plan para conseguirlo. Tomando el primer ejemplo te voy a proponer otro con un cómo:

“Renovar la cocina valenciana de interior, basándome en las recetas que cocinaban mis abuelos para que no se pierdan con el paso del tiempo”

“Investigando, recopilando y adaptando recetas del pasado, con productos locales y aprendiendo de las cocineras que han aprendido las recetas que heredaron de sus antepasados.”

Como ves todo tiene cierto sentido y se diferencia de lo que hacen muchos restaurantes. Es un mensaje que cala hondo y que puede llegar al corazón de tu cliente.

Por último vamos a tratar el qué y de lo que se trata es de hacer llegar a tu cliente mediante un mensaje claro qué haces.

Siguiendo los dos ejemplos anteriores podría definirlo de la siguiente manera:

“Hacemos una cocina de autor basada en las recetas que se comían en las casas de nuestras abuelas, con productos locales, en un restaurante con un siglo de antigüedad que ha pasado de padres a hijos”

Como has visto con estos tres ejemplos podemos empezar a plantear una estrategia de marketing gastronómico en tu restaurante basada en una idea que cala en el cerebro de los clientes. De lo que se trata no es de vender por vender, sino de llegar al corazón de las personas de una manera diferente.

A partir de aquí todo es más fácil y sólo basta con plantear un mapa que te conduzca a tu objetivo.

Recuerda que primero el por qué, después el cómo y por último el qué.

Así es como lo hacen los grandes y tú si quieres también.

Piensa diferente, sé diferente y desmárcate de tu competencia.

“Recuerda que primero el por qué, después el cómo y por último el qué” Clic para tuitear