4 octubre, 2018 Jose Lambíes

¿Para qué sirve segmentar el mercado cuando montas un restaurante?

Segmentar el mercado es una de las primeras fases a  la hora de montar un restaurante, porque es la manera de definir cuál es el cliente al que nos dirigimos.

¿Cómo podemos segmentar el mercado?

Segmentar el mercado es fundamental en el mundo del marketing gastronómico e influye en la forma en la que se crea cualquier negocio. En el mundo de la hostelería no iba a ser menos y por eso lo voy a explicar lo que es segmentar de una manera sencilla.

¿Qué queremos segmentar?

Cuando estamos dando forma a la idea de montar un restaurante, un negocio de hostelería o simplemente crear una campaña de publicidad, tenemos que pensar y escribir sobre el papel qué queremos segmentar.

Podemos partir desde un mercado en concreto como podría ser una zona geográfica, la lista de clientes que tiene un restaurante o los seguidores de la página de Facebook del negocio.

Si lo que queremos segmentar es un mercado que no conocemos y que está a 2 kilómetros alrededor del restaurante, tenemos que definir el público objetivo que nos interesa para el negocio. Esto se consigue creando diferentes perfiles de potenciales clientes.

#Ejemplo 1: nuevo negocio

Si estás creando la idea de negocio de tu restaurante y ya tienes el local, pero lo que quieres es decidir la oferta gastronómica en base a un segmento de mercado, una opción es la de investigar el mercado que está más cercano al negocio y segmentarlo. No es lo mismo montar un restaurante en una zona universitaria que en una zona de oficinas, por lo que en ambos casos la oferta gastronómica atenderá a unas necesidades distintas.

Si tu caso es el de crear una campaña de Facebook Ads y ya tienes una base de datos de clientes, lo que tenemos que hacer es segmentarlos para dirigir al segmento escogido la acción que nos interesa promocionar.

#Ejemplo 2: campaña

Si el objetivo de la campaña es la de llenar el restaurante el día de San Valentín de parejas jóvenes que quieran hacer una cena romántica. Para ello escogeré los perfiles de clientes con una edad entre 22-30 años y que tengan una relación. Además realizaré un menú atractivo y a un precio asequible porque el poder adquisitivo de este segmento es medio-bajo.

Como has podido comprobar el primer paso a la hora de segmentar es saber qué queremos segmentar y esto va ligado al objetivo de cada restaurante. Un planteamiento que parte de una buena segmentación del mercado es fundamental para cualquier acción de marketing gastronómico.

El primer paso a la hora de segmentar es saber qué queremos segmentar Clic para tuitear 

, , , , , , ,